¿DONDE ESTA EL DÉCIMO HOMBRE?

Eran diez amigos. Todos ellos eran muy ignorantes. Decidieron ponerse de acuerdo para hacer una excursión. Querían divertirse un poco y pasar un buen día en el campo. Prepararon algunos alimentos, se reunieron a la salida del pueblo al amanecer y emprendieron la excursión.

Iban caminando alegremente por los campos charlando sin cesar entre grandes carcajadas. Llegaron frente a un río y, para cruzarlo, cogieron una barcaza que había atada a un árbol. Se sentían muy contentos, bromeando y chapoteando en las aguas. Llegaron a la orilla opuesta y descendieron de la barcaza.

¡Estaba siendo un día estupendo¡. Ya en tierra, se contaron y descubrieron que solamente eran nueve. Pero ¿dónde estaba el décimo de ellos?

Empezaron a buscar al décimo hombre. No lo encontraban. Comenzaron a preocuparse y a lamentar su perdida. ¿Se habría ahogado? ¿Qué habría sido de él? Trataron de serenarse y volvieron a contarse. Solo contaban nueve.

La situación era angustiosa. Uno de ellos se había extraviado definitivamente.

Comenzaron a gimotear y a quejarse. Entonces paso por allí un vagabundo. Vio a los hombres que otra vez se estaban contando. El vagabundo descubrió enseguida lo que estaba pasando.

Resulta que cada hombre olvidaba contarse a sí mismo. Entonces le fue propinando una bofetada a cada uno de ellos y les insto a que se contaran de nuevo. Fue en ese instante cuando contaron diez y se sintieron muy satisfechos y alegres.


De la recapitulación de Ramiro Calle,

De Cuentos de la India, en Ediciones Arca de la Sabiduría.