EL HOMBRE ÍDOLO

Una antigua historia hindú:

Érase una vez, un mercader que naufragó y fue arrastrado hasta las costas de Ceylán, donde Vibhishana era el rey de los monstruos.

El mercader fue llevado a presencia del rey. Al verle, Vibhishana quedó extasiado de gozo y dijo: "¡Ah!, cómo se parece a mí Rama, es idéntico a él. Entonces cubrió al mercader de ricos vestidos y joyas y le adoró.

Dice el místico hindú Ramakrishna: "La primera vez que escuché esta historia sentí una alegría indescriptible. Si a Dios se le puede adorar a través de una imagen de barro, ¿por qué no se le va a poder adorar a través del hombre?