EL HOMBRE QUE QUISO SER SUPERIOR EN TODO

El hombre con su ambición siempre quiso ser un Súper Hombre, mejor y superior a todas las cosas existentes, y esto ocurre desde la prehistoria.

Resulta que un cavernícola con su puntal, marcaba un dibujo rupestre sobre una inmensa roca "toc toc toc toc", pero al pasar las horas sentía como el sol le estaba quemando su espalda. Fue cuando sin vacilar le pidió a Dios ser "EL Hombre Sol". Pero Dios trató de hacerle entender a este buen cavernícola, que el solo hecho de ser Hombre ya era superior a todas las cosas sobre la faz de la tierra. Pero éste insistió en ser el Hombre Sol.

Dios le concedió ese deseo y fue el Hombre Sol alumbrando y quemando las espaldas de todos sus amigos. Se sentía poderoso y superior hasta que vino una negra nube y lo tapó. Viendo que la nube fue más poderosa, le pidió a Dios ser el Hombre Nube y le fue concedido, hasta que se cruzó con un fuerte viento y lo deshizo. Terco este hombre y sintiendo el poder del viento le pidió a Dios ser el Hombre Viento..., y fue el hombre viento soplando y arrasando lugares hasta que de repente, se encontró con una inmensa montaña y chocó.

El terco ambicioso insistiendo en ser superior, notó que la roca era más que el viento, y le pidió a Dios ser el Hombre Roca. Y en todas las peticiones el Señor no dejaba de decirle que el solo hecho de ser Hombre ya era superior a todas las cosas. "Guardad humildad y florecerán tus deseos más profundos".

Insistiendo, el cavernícola fue el "Hombre Roca" hasta que sintió en su espaldas... "toc... toc... toc... toc". Era simplemente otro hombre que lo estaba deshaciendo con un puntal.

Y ahora que hubiera pretendido.... ser simplemente un HOMBRE y ver que lo que Dios nos ha puesto en circunstancias de la vida, es suficiente para ser superior y poderoso ante nuestra voluntad.

AUTOR: ANÓNIMO