LA MANERA DE AGRADAR AL SEÑOR

Los Cuentos de los padres del desierto:

En los comienzos de la era cristiana el monasterio de Esceta llegó a ser el centro de convergencia de mucha gente que después de renunciar a lo que tenían, iban a vivir al desierto que rodeaba el monasterio. Muchas de las enseñanzas de estos hombres fueron recogidas y publicadas en diversos libros.

La manera de agradar al Señor.

Cierto novicio fue en busca del abad Macario y le pidió consejo sobre la mejor manera de agradar al Señor. Ve hasta el cementerio e insulta a los muertos, le dijo Macario. El hermano hizo lo que le ordenaban y al día siguiente volvió a Macario.

¿Te respondieron? Preguntó el abad. El novicio dijo que no. Entonces vuelve allá y elógialos.

El novicio obedeció. Aquella misma tarde volvió al abad, que de nuevo quiso saber si los muertos habían respondido. No, dijo el novicio.

Para agradar al Señor, actúa de la misma manera, comentó Macario. No cuentes ni con el desprecio de los hombres, ni con sus halagos. De esta manera podrás construir tu propio camino.