LA OVEJA PERDIDA

Una oveja descubrió un agujero en la cerca y se escabulló a través de él.

Estaba feliz de haber escapado. Anduvo errando mucho tiempo y acabó desorientándose.

Entonces se dio cuenta de que estaba siendo perseguida por un lobo.

Echó a correr y a correr..., pero el lobo seguía persiguiéndola, hasta que llegó el pastor, la salvó y la condujo de nuevo con todo el cariño al redil.

Y a pesar de que todo el mundo le instaba a lo contrario, el pastor se negó a reparar el agujero de la cerca.

GRACIAS A LA GENTILEZA DE:

ANTHONY DE MELLO