COME TÚ MISMO LA FRUTA

En cierta ocasión se quejaba un discípulo a su Maestro:

"Siempre nos cuentas historias, pero nunca nos revelas su significado".

El Maestro le replicó:

¿Te gustaría que alguien te ofreciera fruta y la masticara antes de dártela?

"Nadie puede descubrir tu propio significado en tu lugar".

"Ni siguiera el Maestro".

GRACIAS A LA GENTILEZA DE:

ANTHONY DE MELLO

Cuentos A. Mello. "El canto del pájaro".