LECCIÓN DADA A UN JOROBADO

Cuenta una historia, que un jorobado escuchando a un predicador, se le hacía difícil creerle sobre la perfección de la obra de Dios.

Un día lo esperó a la salida de la iglesia y le dijo: usted pretende que Dios lo hace todo bien, pero !mire como me hizo a mí!

El predicador lo examinó un instante y le contestó: pero amigo mío, ¿de qué se queja? !Está muy bien hecho para ser un jorobado!

Hasta nuestras imperfecciones son perfectas.

"Aceptémonos"

AUTOR: ANÓNIMO